30 de septiembre de 2011

CONCILIA QUÉ?


Esto de la conciliación de la vida familiar y laboral es algo que ni siquiera me había planteado antes de quedarme embarazada. Y eso que, desde que tengo uso de razón, había deseado ser madre. 

Suponía que cuando tocase me pondría a trabajar y el peque o la peque en la guardería o con los abuelos, no sé.

Pero claro, cuando empiezas a ser consciente de que traerás al mundo a  una pequeña criatura que te necesitará más que a nada para que la alimentes, la cuides, la consueles, la abraces, la beses, la mimes, la acompañes... y de la que, además, no querrás separarte. Entonces no quieres que el momento de volver a tu vida de mujer trabajadora llegue nunca.

Y ese momento llega tan pronto. Si con 16 semanas un bebé no se sostiene ni sentado!

Aunque yo tuve suerte. Pude estar 24 semanas (casi 6 meses) sin separarme de mi pequeña y, cuando llego el terrible momento, no tuve que dejarla ni en la guardería ni con abuelos, porque (por desgracia o por suerte) su padre estaba y está en el paro. Recuerdo ese primer día de vuelta a la rutina con lágrimas en los ojos: 7 interminables horas separadas, los pechos a punto de reventar, 20 minutos para sacarme leche en el baño, la peque sin querer comer, llorando, muerta de hambre, muerta de sueño, papá desesperado... Menos mal que los niños se acostumbran a todo.

Ahora la peque tiene 16 meses y hace 4 días que estoy en el paro, pero mi sentimiento de dejarla abandonada cada mañana cuando partía hacia el  trabajo no había desaparecido. 


En este país, la conciliación de la vida laboral y familiar no existe ni de lejos. Por qué no puede cualquier madre disfrutar de 6 meses de baja maternal para poder hacer lactancia materna exclusiva? Por qué es tan difícil ajustar los horarios de padres y madres para poder compartir los cuidados de los pequeños sin tenerlos que dejar al cuidado de otras personas? Estas son dos mínimas cosas de las muchísimas que se podrían empezar a hacer para que los niñ@s se críen con quien se tienen que criar: con sus padres.

Me da tanta rabia que no se de una solución a todo esto. Tantos niñ@s, mamás y papás teniendo que estar separados la mayor parte del día. Dejando de compartir tantas cosas.

Cómo vamos a mejorar nuestra sociedad si nos estamos deshumanizando. En qué mente cabe que sea más importante producir que cuidar de lo que más queremos. Qué les estamos enseñando a nuestros hijos? Está más que claro que el mensaje que les llega es que es más importante el dinero y lo material que las personas y sus sentimientos.


Estoy segura de que esta situación se puede cambiar. Gracias a Ira de Mà a mà, pell a pell, cor amb cor se ha puesto en marcha la iniciativa Conciliación Real Ya! a la que os podéis unir en facebook y en twitter, además se está creando una web del grupo.




5 comentarios:

  1. Lo comparto 100% contigo... una sociedad deshumanizada por completo. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Apoyo la causa, he tenido la suerte de no trabajar en este periodo tan importante para ellos.
    Creo que todo esta organizado para que produzcamos para el Estado, no para poner unas buenas bases en las futuras generaciones.
    Porque en lugar de subvencionar plazas para guarderias, no lo abonan a los padres para que uno de ellos los cuide como nadie lo hara?!
    Equipo2809

    ResponderEliminar
  3. Y parece que somos de las afortunadas porque disfrutamos de al menos 6 meses de los peques, pero debería ser más fácil... Estoy contigo!! CRY!!

    ResponderEliminar
  4. esa sensación de abandono... no desaparece , es una impotencia lo que se siente, menudo país, vamos hacia atrás¡, estoy de acuerdo contigo, luego miro tus enlaces parecen muy interesantes.

    ResponderEliminar

COPYRIGHT

Por favor, consulta conmigo antes de utilizar alguna imagen o texto de este blog.

No utilices fotos de mis hijos.

Mis tutoriales son sólo para uso personal.

Las entradas y tutoriales de este blog son de mi propiedad, así que no los incluyas en otras páginas, ni su traducción, sino una foto y el enlace al tutorial de este blog.

GRACIAS